Nuevo y efectivo tratamiento reforzante y antiparasitario

El Remedio Reforzante anticriptogamico y antiparasitario que describimos en esta entrada, es uno de los nuevos textos introducidos en la reciente reedición revisada y ampliada de “El huerto familiar ecológico” (ver reseña al final de la entrada)

Fruto de ese esfuerzo y de la búsqueda de alternativas sanas y ecológicas, desarrollamos un preparado reforzante de las plantas cultivadas, con efectos tanto preventivos como curativos; que ha demostrado en la práctica poseer efectos reforzantes, insecticidas, fungicidas e incluso viricidas.

Los resultados de su aplicación son tan positivos, que consideramos necesario dar a conocer este remedio tan natural como eficaz, por lo que hemos creído oportuno transcribir aquí los textos “Curar reforzando los aliados naturales” de las páginas 185 y 186 de la 15 edición de “El huerto familiar ecológico” (ver texto al final), incluyendo la receta y forma de uso del“Extracto reforzante y regenerador vegetal”.


Curar reforzando los aliados naturales

Cuando profundizamos en la observación de las respuestas que las plantas han ido desarrollando para sobrevivir y adaptarse a las agresiones del entorno en el que se desarrollan, nos damos cuenta que no se trata de ningún acto caprichoso, innecesario, o debido simplemente al azar. De hecho, la mayoría de plantas –especialmente las más silvestres- desarrollan infinidad de sustancias aromáticas en forma de aceites volátiles, sustancias muy picantes, sustancias muy amargas, terpenos odoríferos o resinas –tan pegajosas como intensamente aromáticas-.

Ahora sabemos que la gran mayoría de estas sustancias solo las elaboran en situaciones de estrés o graves riesgos –sequia, frío intenso, ataques de parásitos depredadores u hongos…- y por tanto es evidente que ejercen funciones reforzantes,  regeneradoras y preventivas o paliativas a fin de evitar  o combatir los ataques de insectos, virus, bacterias u hongos patógenos.

Es por ello que para reforzar o combatir los posibles problemas  que puedan surgirles a nuestras plantas cultivadas en el huerto o el vergel, la forma más efectiva, segura, sana y ecológica, será el recurrir  a los propios  extractos o sustancias que de forma natural sintetizan y secretan aquellas platas que por sí mismas son resistentes a las inclemencias climáticas o a los parásitos o patógenos presentes en su entorno y que suelen atacarlas habitualmente.

Casi  todas las sustancias “fitoprotectoras” pueden  reconocerse fácilmente porque suelen ser muy aromáticas (muy picantes, muy amargas e incluso muy acidas) y eso explicaría lo efectivos que resultan los extractos de ajo y guindilla como insecticidas naturales. Siendo conocidos los propóleos (pasta protectora realizada por las inteligentes abejas con una mezcla de ceras, resinas de arboles y sustancias activas extraídas de los brotes de las plantas) como el mayor concentrado natural de sustancias, por lo que en estas páginas le dedicadas una extensa mención (ver pag…).

A partir de la lógica basada en la simple observación de los hechos cotidianos, es fácil comprender porque los extractos de plantas de sabores intensos o muy amargos -como el ajenjo, la cuasia o el tanaceto-, son insectifugos o directamente potentes insecticidas naturales –incluidos el tomillo o el orégano-. Y también podemos entender los efectos ahuyentadores de pulgones que ejercen los extractos de ortigas, lavandas o de la polivalente albahaca.

Lo interesante de las eficaces sustancias que en situaciones de estrés, peligro o ataques, biosintetizan las plantas, es que aparte de los intensos principios activos que desarrollan para protegerse de depredadores, adaptarse al medio o para protegerse de las agresiones ambientales, también sintetizan otras sustancias complementarias que las protegen de los posibles efectos tóxicos de los principios activos más potentes, activos y eficaces. En cambio cuando elaboramos medicamentos o plaguicidas extrayendo o sintetizando solo los principios más activos de las plantas (y no usando las plantas enteras), nos arriesgamos a sufrir leves o severos efectos secundarios, al no disponer de las sustancias protectoras que deberían acompañar a las sustancias o principios más activos.

Y quizás no solo podamos aprovechar los principios activos directamente de las plantas medicinales o aromáticas más conocidas. También son bastante conocidas las propiedades fitoprotectoras de la mayoría de aceites esenciales de plantas aromáticas y medicinales. Y aunque tengamos poca información sobre ello, también resultan muy interesantes las sustancias aromáticas y los taninos que podemos extraer de las pieles de frutas que de por si son resistentes a toda clase de parásitos, como la piel de mango o las del kiwi, e incluso las de las pieles de cítricos como el limón o los pomelos, y quizás -en menor medida- las de las manzanas o las uvas. Por ello, siempre que pelemos estas frutas en casa, en vez de tirarlas al compost, las podemos triturar mezcladas con agua de lluvia u osmotizada –añadiendo un un 5 a 10 % de alcohol o unas gotas de tintura de propóleo-, dejando macerar el triturado de 10 a 30 minutos y sulfatando las platas del huerto con esta dilución rica en sustancias fitoprotectoras (opcionalmente, al triturarlas en el turmix podemos añadir unas ramitas de albahaca, unos dientes de ajo o unos trozos de cebolla, a fin de reforzar sus efectos protectores).

Mas desconocidas aun, nos resultan las propiedades fitoprotectoras de las resinas y los terpenos presentes en los arboles resinosos como las colofonias o las trementinas ( destiladas de la resina de los pinos) curiosamente estas sustancias, aparte de dar un olor penetrante y característico a las maderas de dichos arboles, serian las encargadas de evitar los ataques de parásitos xilófagos (carcomas, gusanos barrenadores y termitas) y del daño que pueden provocarles los hongos presentes en los bosques y zonas con ambientes húmedos. Es bien conocido como las maderas aromáticas de arboles resinosos de crecimiento lento –sabinas, enebros,…) no suelen pudrirse ni verse afectadas de xilófagos, mientras las maderas de arboles poco resinosos y las maderas blandas de arboles de crecimiento rápido, suelen ser pasto de carcomas y hongos en cuanto se les expone a una humedad ambiental alta.

Siendo conscientes del importante papel fitoprotector y regenerador que ejercen los aceites esenciales y las resinas o las sustancias aromáticas de los arboles, lo lógico será que aprendamos a aprovechar al máximo dichas virtudes, ya sea adquiriendo extractos y preparados a base de aceites esenciales, resinas y terpenos vegetales, o elaborando nosotros mismos preparados reforzantes y fitoprotectores, para aplicar en nuestros cultivos en los momentos críticos de su desarrollo o como tratamientos reforzantes y preventivos.

Sintetizando todos los conocimientos teóricos y prácticos de los últimos años, os ofrecemos en el siguiente recuadro: “Extracto reforzante y regenerador vegetal “, una receta base para que experimentéis en el huerto y descubráis que quizás podríamos llegar a prescindir de los complejos y caros laboratorios humanos, siendo como es que tenemos tan a mano los más sofisticados laboratorios vegetales, cuyas sustancias bio-sintetizadas son el efectivo resultado de millones de años de evolución, debiendo admitir que estamos a años luz de poder copiarles y obtener mejores resultados (y posiblemente, exentos de efectos secundarios).

Una cucharada de este extracto reforzante y curativo, mezclada con una o dos cucharadas de jabón potásico, lo hemos aplicado -obteniendo éxitos sorprendentes- como tratamiento preventivo y curativo, contra pulgones, tuta, mosca blanca, oídios, mildiu, royas… Y seguimos investigando nuevas aplicaciones curativas y revitalizadoras; por lo que agradeceremos vuestras aportaciones si lo elaboráis y experimentáis con él.

La formulación y la elaboración de este extracto reforzante, es la síntesis o el resultado de aunar muchos conocimientos -teóricos y prácticos- y los resultados de experiencias de numerosos hortelanos e investigadores agroecológicos, por lo que la intención al hacer pública la receta, es que llegue a ser conocida y utilizada por el máximo de hortelanos y agricultores, conscientes de que les ayudara a disfrutar de plantas productivas y muy sanas, y a prescindir de numerosos tratamientos (que pasaran a ser innecesarios); al tiempo que al ser de dominio público, nadie pueda erigirse como dueño de la formula y quiera cobrarnos o restringir su buen uso.

 

Receta extracto reforzante y regenerador vegetal

Las claves para elaborar y aplicar con éxito un remedio que refuerce las defensas de las plantas y permita que esten protegidas de enfermedades y parásitos, las debemos buscar en los remedios que las mismas plantas elaboran cuando tienen problemas. Por lo que un remedio base podemos elaborarlo en base a terebintina y propóleo –en extracto o tintura–. Durante siglos, la terebintina -destilada de las resinas de coníferas y conocida popularmente como “aguarrás puro”- se empleaba como desinfectante de heridas y desparasitario de animales domésticos.

En el laboratorio casero podemos elaborar nuestro remedio universal utilizando como base directamente esos terpenos y resinas de árboles, añadiéndoles aceites de algunas semillas o mejor aun los aceites esenciales de plantas medicinales resistentes a toda clase de problemas ambientales y patógenos diversos.

Ingredientes:

-      250 cm3 de aceite de oliva virgen

-      150 gramos de lecitina de soja (que no provenga de cultivo transgénicos -OGM-)

-      150 a 250 cm3 de trementina (el aguarrás vegetal puro destilado de la colofonia o resina de pinos resinosos)

-      20 cm3 de tintura de propóleos (se encuentra en tintura alcohólica o en dilución en glicerina vegetal)

-      25 gotas de aceite esencial de tomillo (de cultivo ecológico)

-      25 gotas de aceite esencial de orégano (de cultivo ecológico)

-      25 gotas de aceite esencial de salvia (de cultivo ecológico)

-      15 gotas de aceite esencial de ajedrea (de cultivo ecológico)

Opcional: si nos es fácil de conseguir podemos añadir unas 20 gotas de aceite esencial de semillas de pomelo (no desamargado)

Receta:

Mezclamos los 250cm3 de aceite de oliva con la lecitina y dejamos macerar 24 horas

Introduciremos la mezcla en una batidora y lo emulsionaremos durante unos minutos. Cuando veamos que se ha convertido en una masa lechosa le añadiremos la esencia de trementina y volveremos a emulsionar en la batidora otros 2 o 3  minutos.

Iremos introduciendo en la mezcla las gotas de los diferentes aceites esenciales -tomillo, orégano, salvia, ajedrea, romero…- y opcionalmente añadiremos las gotas del aceite esencial de semillas de pomelo

Cuando este toda la mezcla bien emulsionada, ya tenemos listo el extracto reforzante regenerador que podremos emplear a razón de 3 a 5 cm3 (una cucharada sopera o de 70 a 90  gotas con un gotero dosificador estándar) por litro de agua y le añadimos una o dos cucharadas soperas de jabón potásico. En un vaso mezclamos (emulsionamos) el jabón potásico con el extracto reforzante y cuando este emulsionado y homogéneo le añadimos poco a poco al agua, hasta mezclar bien todo el preparado y lo aplicamos con un pulverizador sobre las plantas a proteger mojándolas bien -al amanecer o al atardecer, nunca en pleno sol-.

 

 

 

 

 

 

 

“El huerto familiar ecológico” ¡Cumple 15 años!

Mariano Bueno

En 1999, como fruto de tres años de intensa labor de síntesis, vio la luz la primera edición del libro “El huerto familiar ecológico”.

Hoy -15 años después-, y tras una profunda revisión de los textos y las imágenes, hemos realizado una puesta al día de su extenso contenido (430 páginas y más de 700 imágenes).

En esta 15 edición  se ha actualizado y ampliando la información en aquellos capítulos que lo requerían (paso a paso en la elaboración del compost, calendario de siembra y trasplantes, posibles problemas en el huerto y sus soluciones, elaboración de los bancales elevados con rasillones,…), Y añadido información sobre nuevos cultivos como las rúculas, la col china o la estevia.

Quienes ya disponéis de alguna de las ediciones anteriores del libro, comentaros que la información allí contenida sigue siendo igual de válida, y  quizás no sea necesario invertir en una nueva edición actualizada (aunque haya algunas mejoras sustanciales, el contenido general sigue siendo el mismo). En el capítulo que considero haber realizado la revisión más a fondo, ha sido el capítulo 7, dedicado a abordar los “Posibles problemas del huerto”, aportando las soluciones más eficaces, simples y ecológicas. En esta complicada labor, tras una profunda reflexión, opté por eliminar las referencias al uso de sustancias químicas como el azufre o el cobre, ofreciendo alternativas tanto o más eficaces y sin los posibles efectos secundarios que dichas sustancias químicas pueden conllevar.

 

24 Respuestas hacia “Nuevo y efectivo tratamiento reforzante y antiparasitario”

  1. Conchita Rodriguez Llano
    12/05/2015 a 19:31 #

    Hola, agradeceria su comentario respecto a curar las parras con el extracto reforzante y precindir del azufre.

    Muchas gracias,

    • admin
      26/05/2015 a 1:58 #

      Hola Conchita
      El preparado es muy efectivo contra el mildiu; con una o dos aplicaciones observaras que las manchas del hongo en las hojas se secan y ya no prolifera mas.
      Con los oídios en épocas cálidas y húmedas, quizás debas realizar un tratamiento semanal (solo si es necesario)

      Suerte!

  2. Mel
    19/05/2015 a 17:54 #

    Muy buenas,
    He preparado el extracto y me gustaría preguntarle cada cuanto tiempo debo utilizarlo para que funcione como preventivo.
    Muchas gracias.

    • admin
      26/05/2015 a 1:50 #

      Hola Mel

      En condiciones ambientales y de poco riesgo, puedes hacer una aplicación cada 15 días,
      En caso de problemas o posible aparición de parásitos u hongos, 1 vez a la semana (o una aplicación cada 3 días, en casos excepcionales de mucha gravedad, y hasta que observes que el problema desaparece)

      De todos modos puedes estar tranquilo (o tranquila) como el preparado también es curativo, puedes esperar a usarlo cuando surjan los problemas. Es bastante efectivo para casi todo.

      Salud!

  3. Ana
    28/05/2015 a 19:24 #

    Hola, comencé a usar el preparado el año pasado, por un problema grave de botritis en el huerto, que no conseguí frenar (quizás por falta de constancia, y porque hice demasiado tarde el tratamiento, así que me rendí). Este año lo estoy aplicando como preventivo, y me está dando muy buenos resultados. Mi duda es si hay que guardar algún plazo para el consumo de las hortalizas sobre las que se aplica, que supongo que no, pero me quedaría más tranquila sabiéndolo con seguridad.
    Muchas gracias por compartir el remedio. Es un placer leeros. Saludos

    • admin
      13/07/2015 a 23:46 #

      Es posible que si la botritis el año pasado se inicio a nivel del suelo y en las raíces, los extractos aromáticos no pudieran llegar bien y ser mas efectivos.
      Respecto al posible plazo de espera, no debería preocuparnos ya que estamos aplicando elementos orgánicos extraídos de plantas que pueden consumirse sin problemas en concentraciones superiores a las que mojan las plantas tratadas.
      De hecho, cuando noto molestias en la garganta -por algún catarro o resfriado-, mezclo alguna gota del extracto reforzante en una cucharada de aceite de oliva virgen (la que tomo en ayunas cada mañana para la limpieza hepática y facilitar el “vaciado” de la bilis retenida en la vesícula biliar durante la noche) y la tomo como antiséptico y anti catarro con buenos resultados.

  4. fernando
    13/07/2015 a 22:22 #

    Para el pulgón verde de el ciruelo,albaricoque funciona?

    • admin
      13/07/2015 a 23:02 #

      Tenemos que partir de que la aparición de pulgón en nuestras plantas cultivadas suele ir asociada a un exceso de nitrógeno en la tierra de cultivo (ya sea por el uso de abonos químicos nitrogenados o estiércoles muy frescos -enterrados sin haberse descompuesto correctamente-)
      De todos modos, con la aplicación del preparado de aceites esenciales la mayoría de pulgones desaparecen desde la primera aplicación. En caso de quedar alguno “resistente” y para evitar que vengan de nuevos, se puede repetir el tratamiento a los 5 o 7 días (siempre al atardecer). Después de un segundo tratamiento hemos observado que las plantas siguen “reverdecidas” y perfectamente sanas durante mas de 15 días e incluso mas un mes (depende de la fertilidad de la tierra de cultivo y de que se haya empleado un buen estiércol o compost -y no se hayan utilizado abonos químicos de síntesis -NPK-).
      Como el tratamiento aparte de preventivo, también es curativo, aconsejamos esperar para a volver a aplicarlo solo en caso de que aparezca algún posible problema; ya que conviene que las plantas también desarrollen sus propias defensas (las ayudamos cuando van estresadas o han sufrido algún desequilibrio nutricional o climático -elementos que las debilitan y vuelven vulnerables a plagas y enfermedades)
      Vigilaremos de no sobrepasar nunca las dosis recomendadas, ya que si las sobrepasamos, algunas hojas mas tiernas pueden tolerar mal alguno de los principios activos de los aceites esenciales (especialmente los del tomillo) y podríamos provocar quemaduras o caída de hojas. (en cambio, si rebajamos la dosis a la mitad y agitamos bien la mezcla durante unos minutos, sigue siendo casi igual de efectivo),

  5. Susana de Eusebio
    05/09/2015 a 22:15 #

    He preparado hoy el extracto, pero no me ha dado tiempo a utilizarlo todo. ¿Qué plazo tiene de validez?
    Gracias.
    Susana

    • admin
      05/09/2015 a 22:34 #

      Hola Susana

      El preparado como mezcla de aceites tiene una larga duración (meses e incluso supongo mas de una año, ya que al mayoría de sustancias son conservantes naturales)
      El preparado ya diluido en agua va perdiendo intensidad y elementos aromáticos, pero sigue siendo activo varios días después de preparado.
      ¡Mucha salud para tus plantas!

  6. Macario Alonso
    13/09/2015 a 7:26 #

    Utilizo tu libro como guia continuamente desde que conence a plantar mi huerto, pero herede un peral con motado y no soy capaz de acabar con el ¿que me recomiendas?

    • admin
      15/09/2015 a 8:04 #

      Hola Macario

      Los hongos que provocan las manchas del moteado las puedes tratar cuando aparezcan los primeros síntomas (o antes de que aparezca como preventivo) con diluciones de yogurt (un yogurt natural por cada litro de agua) o con aplicaciones del preparado reforzante. n caso de ataque grave, puedes ir alternando una semana un tratamiento con yogur y a la siguiente con el preparado reforzante, hasta que veas que deja de progresar las manchas e incluso que cicatrizan o se secan las partes afectadas.

      (los preparados a base de cobre que suelen recomendar en estos problemas, no tienen efecto a largo plazo y dañan la vitalidad de los árboles y a las micorrizas del suelo, debilitando al árbol tratado y haciendo que siga enfermando)

      Suerte!

      Mariano

  7. Trigo
    18/03/2016 a 12:02 #

    Hola,

    He seguido los pasos ….
    Me pasa que al mezclar con el agua….aun mezclando bien primero el jabon potasico con el
    Extracto…y despues añadirle el agua lentamente….
    Al poco rato, salen “grumos” en el agua del pulverizador….como si no estuviera bien mzclado, y las paredes del pulverizado por dentro, se llenan de la mezcla, como ai fuera un cera….
    Algun consejo??
    Gracias!!

    • admin
      28/11/2016 a 22:11 #

      Algunos extractos de propoleo son muy resinosos y no se emulsionan bien, prueba con la tintura de propoleo.
      Normalmente me suele funcionar mejor el mezclar 2 cucharadas de jabón potásico fluido por cada 1 de extracto reforzante.

  8. Jesús.
    28/03/2016 a 21:39 #

    Hola Mariano, he comprado un bote de aguarras que dice: aguarrás vegetal 100%, me asusta un poco usarlo y el echar un cuarto de litro, le agradecería mucho si me aclarase estas dudas, un placer hablar con usted, saludos cordiales.

    Jesús.

    • admin
      28/11/2016 a 22:14 #

      Si es aguarras vegetal 100% es esencia de trementina i te ira bien. Hay personas que emplean la trementina ingerida (en pequeñas dosis) para sanar enfermedades graves.

  9. Jorge
    03/04/2016 a 8:51 #

    Buenas. Quiero prepara el extracto reforzante, pero estoy confuso ante que producto tintura de propoleo comprar. Me da la impresión que hay multitud de preparados distintos (en alcohol, en agua, en glicerina, distintas proporciones, etc), . Agradecería enormemente si me indican cual es el apropiado, y donde comprarlo. Gracias de antemano.

    • admin
      28/11/2016 a 22:15 #

      Cualquier dilución de propoleo puede servir, aunque las tinturas alcohólicas se disuelven o emulsionan mejor

  10. Cristina
    16/05/2016 a 21:01 #

    Hola, tengo dudas en cuanto a los ingredientes:
    La trementina es la que se usa en bellas artes?
    Sobre la lecitina de soja, cómo se puede saber si procede de cultivo transgénico?
    Gracias!

    • admin
      16/05/2016 a 21:07 #

      Si, es la misma trementina que la usada para la pintura al oleo.
      En los envases de lecitina debe estar indicado si procede de cultivos transgenicos u OGM

  11. JOSE MARIA
    31/05/2016 a 16:01 #

    Hola, Quieiera saber si puedo sustituir la lecitina de soja por otro emulsionante,ya que en mi familia no la pueden tomar .O si es possible hacer el extracto reforzante sin ella.
    Gracias

    • admin
      28/11/2016 a 22:29 #

      La lecitina (cualquier lecitina) se emplea de emulsionante (para que se diluya el preparado con el agua de aplicación.
      Si no empleas lecitina, posiblemente puedas emplearlo aumentando al proporción de jabón potásico (unas 3 cucharadas por cada 1 de extracto)

  12. admin
    19/05/2017 a 12:24 #

    Hola Toni

    Se que l problema de la bacteria es realmente grave en algunas zonas.
    estoy casi seguro que dado que el preparado es en si un concentrado de sustancias defensivas elaboradas de por diversidad d eplantas, para hacer frente a una gran diversidad de factores de riesgo, es muy probable que ayude a protejer las hojas de los arboles tratados.
    Otro de los remedios que creo que esta dando buenos resultados con estas bacteriosis son las pulverizaciones con lixiviados y té de compost aireados, diluidos en agua.

    Suerte!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Mariano Bueno, mateix llibre, nou contingut | Vegetaberna - 26/08/2014

    [...] http://www.mariano-bueno.com/2014/07/09/remedio-reforzante-y-curalotodo/ [...]

Deja una respuesta